CANCIÓN DEL TROVADOR

 

Jesús Poveda Moreno

 

Cierto día estaba yo leyendo a uno de los románticos españoles en un banco público cuando de repente sentí la apetencia de observar mi alrededor. Entonces reparé en un hombre de mediana edad, sin peinar, con una barba que no afeitaba desde hacía al menos 5 días y con el atuendo lleno de polvo; lo que se dice un españolito de a pie que acaba de salir de trabajar. Como decía mi tío: un obrero. ¡Ay! mi tío, que buen hombre, trabajador como el solo, amigo de sus amigos y gustoso de celebrar las pequeñas festividades locales con alegría. Pero bueno, ese es otro tema que ahora no nos atañe.

Como decía, me encontraba yo en aquello cuando el hombre, sudoroso y cansado después de una segura dura jornada pasó a la tienda que se encontraba en frente de mi. Famosa tienda entre los vecinos de mi pequeño pueblo, situada en la plaza de un santo que, casualmente, se llamaba igual que otro de mis tíos. Pequeña, oscura pero acogedora. Volviendo a lo nuestro, salió el buen ciudadano con una botella de agua fría entre las manos. Bebiósela ipsofacto, pues había 40 grados al sol de la tarde, y ¿qué iba a hacer si no con la botella? Como español que era, la tiró al suelo y sin remordimiento ni el más mínimo cargo de conciencia. En esto que me fijé que el lugar donde se había cometido tal fechoría se encontraba a, como mucho, diez o doce pasos de mi lugar de asiento, junto al cual se encontraba una papelera.

No mucho más rato luego de este acto pecaminoso advertí que uno de estos patinadores (un “skater”, como así se hacen llamar, creyendo que por utilizar este anglicismo en lugar de su propio nombre español son algo más que en lo que en realidad son) de corta edad, quince años calculé, se dirigía hacia mí montado en su patinete. Viajaba a tal velocidad que mi abuelita le hubiera ganado andando sin bastón, pero él abría los ojos y la boca como si su velocidad fuese la de aquel coloso de los océanos llamado Titanic. Este muchacho se acercaba comiendo una de esas bolsas de gominolas que tanto nos endulzan a otros las tardes de invierno, cuando se vació por completo la bolsita, y como no podía ser de otra forma, ésta fue tirada al suelo justo frente a mí.

Cuando volvía a casa, libro bajo el brazo, mano sobre frente y ojo avizor para encontrar una sombra mortalmente necesitada reflexioné sobre lo que estaba pasando en las poblaciones de nuestro país. Cuál fue mi sorpresa cuando vi que aquél mal educado obrero entraba en una casa descalzo, porque como todos sabemos, la casa hay que tenerla siempre limpia, no sea que venga un visitante y demos mala impresión. En ese momento me llegó una pregunta como volando a la cabeza ¿Por qué a nuestros propios ojos somos tan respetuosos y cuidadosos con la suciedad y cuando hay que serlo de verdad, es decir, cuando hay que mantener limpio algo que todos utilizamos, algo que todos disfrutamos y algo que es lo que verdaderamente observan y disfrutan los visitantes extranjeros no tenemos miramientos de ningún tipo para ensuciar y deslustrar? Señores esa es una pregunta a la que yo ya he encontrado respuesta, una respuesta de diez letras que no haré publica en este momento. Espero que esto les ayude a reflexionar.

Anuncios

0 Responses to “Opinión”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nuestras publicaciones

septiembre 2017
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Nuestro foro

¡NO OLVIDES VISITAR NUESTRO FORO Y DEJAR UN COMENTARIO O COMENZAR UN NUEVO POST! https://lavozdemiguel.wordpress.com/foro/

¡Visita Aves Bichífagas!

Menú

Posts Más Vistos

  • 22,155 visitas

Nuestros últimos comentarios

Lloyd en nº 13
cRis2 en nº 14
vozdemiguel en nº 14
vozdemiguel en nº 14
Pachinkö en nº 12

A %d blogueros les gusta esto: