AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS

 

            Parece que fue ayer cuando subía las escaleras para ir al aula de Arte o rondaba el pasillo del ala norte para ir a clase. Parece que fue ayer cuando esperábamos en clase entre bostezos y algunas legañas, agudizando oído para escuchar los tacones de la profesora de turno por el pasillo, (para nuestra gran decepción) porque era señal de que había clase.

Parece que fue ayer… y ya han pasado algo más de 10 años. Aún así, muchas cosas no han cambiado demasiado.  

            Sigue habiendo por ahí ganas de revolotear por las escaleras, de dar paseos interminables por los pasillos haciendo como que se hace algo, buscando lo que nunca se encuentra o a quien no está, y sobre todo de aprovechar hasta el último segundo en el servicio antes de entrar en una clase instructiva, para algunos, o de sufrir la última versión de tortura persa, para otros.

            Sin embargo, es admirable como nuestra mente tiene esa asombrosa capacidad para retener y recordar los buenos momentos… memoria selectiva la llaman.

Aunque parezca algo extraño, estos fríos y austeros muros pueden ser también fabricantes de sonrisas y sensaciones que serán las que nos llevemos después de pasar por aquí, (algunos con más pena que gloria). Esas clases tan amenas con ese profesor o profesora tan… diferente, esos chistes y bromas durante los escasos 4 minutos entre clase y clase, esos bocadillos de la antigua cantina de Emilia que devorábamos con los ojos antes de engullirlos, esos paseos por el recreo en busca de miradas cómplices de alguno o alguna, esos partidos interminables de fútbol o baloncesto, hiciera frío, calor o diluviara.

            Son tantas las memorias y  emociones que se acumulan durante 6 años (algún añito más para otros) de supervivencia en este micro mundo, que sería imposible plasmarlo todo en estas líneas. Cada uno se llevará sus recuerdos, sus momentos, sus sensaciones… lo que recordará durante meses y años, lo que siempre se relatará en esas reuniones con los amigos:” ¿te acuerdas aquel día cuando…?”, y curiosamente siempre nos producirá la misma sensación que antaño… nostalgia, risa, lágrimas, tristeza, carcajada, morriña, pena, indiferencia o añoranza.

            ¡Pero cuidado, divino tesoro! porque paradójicamente aquellos maravillosos años sólo pueden entenderse cuando ya han pasado, ni antes ni durante, sólo cuando cada uno abandona el micro mundo, se adentra en el siguiente mundo y echa la vista atrás en un intento de aferrarse a los recuerdos que le hacían feliz entonces.

            Para bien o para mal, estas paredes marcan a cada uno de una manera distinta y peculiar, cada uno va llenando su frasco de las esencias más aromáticas para después impregnarse de ellas en forma de sensaciones y recuerdos. Así que, empapaos de estos, para poder deleitaros después con aquellos… aquellos maravillosos años.

Anuncios

0 Responses to “Opinión”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Nuestras publicaciones

septiembre 2017
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Nuestro foro

¡NO OLVIDES VISITAR NUESTRO FORO Y DEJAR UN COMENTARIO O COMENZAR UN NUEVO POST! https://lavozdemiguel.wordpress.com/foro/

¡Visita Aves Bichífagas!

Menú

Posts Más Vistos

  • 22,155 visitas

Nuestros últimos comentarios

Lloyd en nº 13
cRis2 en nº 14
vozdemiguel en nº 14
vozdemiguel en nº 14
Pachinkö en nº 12

A %d blogueros les gusta esto: